Comunica, Educa y Disfruta

"Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo" Albert Einstein

¿Cómo detectar las necesidades de los jóvenes? (Parte 1)

gaztebizz¿Qué tipo de necesidades tienen los jóvenes de hoy? ¿cómo detectarlas? ¿qué tipo de demandas plantean? ¿cómo hacerles frente? ¿qué supone se joven hoy? ¿ante que retos se encuentra los responsables de las políticas de juventud?

Sobre estas y otras muchas más cuestiones se ha debatido hoy en la primera jornada del curso “¿Cómo detectar las necesidades de los jóvenes?” ofertado por GazteBizz, un portal web participativo dinamizado por la Dirección General de Juventud del Departamento de Cultura de la Diputación Foral de Bizkaia. Una jornada muy intensa que ha sido dinamizada por Alicia Suso, educadora social, especialista en Participación Ciudadana y Desarrollo Comunitario y miembro del grupo de investigación Parte Hartuz; y Benjamín Tejerina, Catedrático de Sociología del Departamento de Sociología de la UPV-EHU y experto en temas de juventud, precariedad, movilización social y identidad. Dos ponentes de categoría que han ofrecido importantes ideas, perspectivas, iniciativas y reflexiones en torno a la juventud a un grupo muy heterogéneo de personas interesadas en temas de juventud (personal técnico y político de juventud de los Ayuntamientos y otras corporaciones locales, técnicos/as forales, informadores/as juveniles, animadores/as socioculturales, monitores/as de tiempo libre, educadores/as sociales, orientadores/as educativos etc.). Ahora bien, ¿de qué nos han hablado?

En el bloque de la mañana, Alicia Suso nos ha ofrecido una amplia panorámica sobre los jóvenes, los estereotipos, los tipos de necesidades y las diferentes técnicas que existen para detectar estas necesidades. Así, y a modo de resumen, Suso ha comenzado su intervención lanzando una serie de prejuicios que tienden a asociarse a la juventud, esto es: jóvenes y botellón, jóvenes consumistas, jóvenes rebeldes, jóvenes conformistas, jóvenes que no participan y a los que se les ha dado todo hecho, jóvenes a los que les gusta más ver que hacer, jóvenes mejor formados que nunca, jóvenes creativos e inconformistas etc. Es decir, una serie de clichés que alguna manera existen en sociedad y que, en ocasiones, no responden a la realidad. Una realidad marcada por un contexto heterogéneo, de incertidumbre, de precariedad, individualista, de frustración, muy flexible, cambiante etc. A continuación, se ha centrado en los tipos de necesidades. Para ello, y en base a la clasificación de J.Bradshaw, ha expuesto cuatro tipos de necesidades que responden a una serie de demandas. Las necesidades normativas que los técnicos detectan en base a documentos guía como planes e informes  las necesidades sentidas, las necesidades expresadas por medio de demandas (demandas encubiertas, desviadas, de asistencia o de participación) y las necesidades comparadas  y descubiertas a través de las redes de profesionales establecidas. Por último, ha hecho alusión a una serie de herramientas que existen para poder así detectar estas necesidades: documentos, reuniones de expertos, observación, relación directa con los jóvenes, ordenes ya marcadas (desde arriba) y las redes sociales. Por grupos hemos debatido los pros y contras de estas técnicas y en mi caso, “redes sociales”, hemos concluido que las principales debilidades de utilizar las redes sociales para detectar necesidades radican en la dificultad para “hacer amigos” y la incertidumbre de saber si realmente la información llega o no, y las oportunidades que nos ofrecen es que podemos acceder a los jóvenes más fácilmente y conocer que hacen en todo momento.

En el bloque de la tarde, Benjamín Tejerina nos ha mostrado tres experiencias muy distintas que nos acercan a los jóvenes. Tres ejemplos de investigación que de alguna manera han contribuido a la mejora del  trabajo de los expertos con y para los jóvenes. La primera de la experiencias ha sido la Evaluación del II Plan Joven de Vitoria centrado en detectar el éxito o no del primer plan. Un trabajo de investigación que aportaba un marco referencial sobre la oferta de servicios destinados a la juventud. La segunda experiencia ha sido el análisis de las necesidades formativas de los profesionales de juventud . Un estudio solicitado por el Observatorio de Juventud del Gobierno Vasco en el que se resaltaba por un lado, las competencias necesarias de los profesionales en juventud y, por otro lado, la necesidad de formación en temas de gestión, gaztegunes, bienestar, interculturalidad, género, marketing relacional, monitores y animación sociocultural. La tercera de la experiencias ha sido la investigación del “Fenómeno Lonjas”. Un estudio que arrojaba pistas de los nuevos espacios de ocio y sociabilidad de los jóvenes.  

Sin duda alguna, una jornada que ha resultado de gran interés a una investigadora predoctoral que está realizando la tesis en torno a los jóvenes y su ocio digital. Una jornada que me ha permitido conocer qué es lo que realmente preocupa a las diferentes personas que trabajan con jóvenes y que en primera persona conocen cómo son los jóvenes, qué necesidades tienen, qué demanda, qué les preocupa etc. En pocas palabras, una sesión que me anima a seguir con mi estudio que sin duda percibo que es necesario y útil en el contexto vasco.

Mañana más y mejor!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 15 octubre, 2013 por en Bizitza, Brainstorming, Comunica!, Educa! y etiquetada con , , , , , , .

TWITTER

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: